La situación del fondo del Museu del Còmic i la Il·lustració de Barcelona no hace justicia a los tesoros que alberga. Apiladas en un piso de la Ciudad Condal después de dos décadas de periplo por diferentes espacios, unas 400 cajas que contienen la historia del cómic catalán y español esperan ser trasladados para no acabar en la basura.

Las cifras del fondo son impresionantes y son una muestra de la riqueza cultural que posee esta colección: 25.000 ejemplares de colecciones completas editadas entre 1865 y 1970, 90 colecciones de almanaques de cómics publicadas entre 1880 y 1960 y más de quinientos dibujos originales, entre otros tesoros. Más información en este enlace de eldiario.es.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies