Dentro de la ronda de Encuentros con Autoras 24 organizado por la Fundación Canaria Cine + Cómics, con motivo del día de la mujer, el experto en este mundo Eduardo Serradilla entrevistó a la dibujante Claire Gallagher quien reside en el norte de Canadá a apenas doscientos kilómetros de Alaska. Esta creadora estuvo en el festival de Anguleme en Francia y fue allí donde Serradilla conoció y quedó fascinado con su trabajo.

Gallagher explica que se dedica a este mundo porque siempre ha tenido mucha imaginación, le ha gustado contar historias y llevarlas al papel, aunque en numerosas ocasiones no ha contado con todos los medios y logística para hacerlo de la mejor forma posible. Esta autora es una apasionada de los relatos oscuros, de terror, en lo que asume que tendrá mucho que ver el entorno en el que vive tanto físico como cultural con referencias a hadas y seres mitológicos.

“Este territorio es sin duda muy bonito pero también puede ser tremendamente peligroso hasta el punto de que debes ser muy fuerte para sobrevivir. Aquí estás obligada a buscar recursos para asimilar del todo el entorno en el que vives y cómo llevar el día a día”, indica. Dentro de este contexto ella ha encontrado en el dibujo una válvula de escape y un bálsamo frente a lo que denomina como “presión constante”. Por ello, es clara al señalar que en un lugar como Alaska el principal monstruo es la naturaleza, el escenario en el que vive diariamente.

La autora se muestra partidaria de recurrir al método clásico con el uso del lápiz, papel, tinta y color y en cuanto a los guiones los escribe también a mano. Normalmente una página le suele llevar tres días pero algunas incluso se extienden a siete, lo que da una idea de cuánto puede tardar su suman más de 300 páginas. Precisamente a Serradilla lo más que le llamó la atención cuando la conoció en el festival francés fue que los originales estaba hechos con lápiz, tinta y color y por ello quiso que participara en estos encuentros virtuales.

Se define como una artista novel que adapta su estilo según los proyectos que le propongan, por ejemplo en uno de los casos la portada sólo podía ser con negro y rosa y por ello cada una de sus obras depende de para quien trabaje y las reglas que se fijen. Hasta ahora ha publicado en una editorial pequeña de Canadá pero la idea es que su trabajo se pueda disfrutar en el mayor número de países posibles y de ahí su visita a la feria de Anguleme.

A nivel de influencias le gusta la película Cinematographic, rodada en el ártico en un glacial, un escenario que está muy presente en cada momento de su vida, también tiene mucha influencia en cómics canadienses y es una apasionada de la saga Alien, hasta el punto de que le encantaría diseñar el cartel de una de estas películas. Su director favorito es John Carpenter y considera todo un reto poder alguna vez trabajar en un filme y el hecho de que la historia sea ajena puede suponer el reto de probar nuevas experiencias y temáticas.

La creadora ha participado en dos programas académicos distintos, el primero uno con nueve alumnos que fue muy práctico, con un contacto muy estrecho con los profesores y que estaba enfocado a que lo aprendido tuviera la mayor aplicación posible en la vida real. Luego hubo otro curso en Vancouver en una escuela de arte de tendencia más clásica y con un personal docente que bajo su punto de vista no estaba tan en contacto con la realidad como los anteriores. De todas formas lo tuvo que dejar a causa de la pandemia.

Asegura que toda su vida ha estado rodeada de artistas no sólo de dibujantes sino también músicos, “he crecido con una gran conciencia de lo que es el arte, tanto en la calle como en otros lados”, dice. También se confiesa una fanática de la serie Marvel porque creció leyendo estos tebeos y su personaje favorito es Vernon en cuanto supone una mezcla de alienígena con ser humano. En ciertos casos ha ejercido de profesora pero prefiere dedicarse sólo a impartir talleres porque le quitan menos tiempo y además el contacto con los alumnos es enriquecedor en cuanto que algunas de sus preguntas “me hacen pensar y ver si estoy haciendo lo correcto o no”, dice.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies