Dentro de la ronda de entrevistas virtuales que la Fundación Canaria Cine + Cómics ha organizado bajo el nombre de Encuentro con autoras programación especial 8M, intervino la dibujante Flanboo autora del cartel del Encuentro del Cómic de La Laguna organizado también por la Fundación. La autora explicó esta obra como un homenaje al mundo del manga y el anime, incluyendo personajes clásicos como por ejemplo Mazinger Z y otros nuevos, un resultado final que el director de la Fundación, Lucas Morales quien ejerció de presentador en la charla consideró que representa “perfectamente” el espíritu del la cita en La Laguna dedicada al manga.

Flanboo, cuyo nombre real es Noemí, se graduó en la Universidad de La Laguna (ULL) hace dos años en vez de hacerlo en Bellas Artes como suele ser la norma, porque quería indagar en el mundo del diseño, que siempre le ha fascinado. “El diseño es lo que me marcó para decidirme por dónde ir, por hacer creaciones más estéticas, sentía que eso era lo que me faltaba, antes estaba un poco perdida”, dijo.

Como suele ocurrir desde pequeña sintió auténtica pasión por el mundo del cómic y desde un principio se dedicó a hacer pequeñas obras que luego tiraba a la basura y ahora se ha convertido en uno de los principales proyectos que quiere llevar a cabo. No es partidaria de dar su trabajo a conocer, incluso entre un grupo reducido de amigos, y de hecho confiesa que “si por mí fuera me metía en una cueva y no salía más”.

Flanboo viene de una saga de familias de artistas, que comenzó con su bisabuela y sigue hasta ahora con su madre y también su hermano de quien asegura que con siete años copiaba sus “fantásticos” dibujos y luego los cambiaba y además fue también la persona que le inculcó el gusto por el manga.

A estas alturas de la vida sigue mostrando sus preferencias por los artistas asiáticos, lo que no evita reconocer que hay historias de anime “muy salvajes” en cuanto a violencia y sexo y cosas que no deberían estar normalizadas como son los relatos con quinceañeras, llamadas Lolis. No obstante prefiere no ser crítica con el trabajo de los demás dado que detrás “hay muchos dibujantes partiéndose la espalda”.

Con respecto a la Inteligencia Artificial (IA) intuye que se puede estar ante una nueva era en el mundo de la imagen por lo que se debería poner en marcha una regulación para evitar “malas intenciones y praxis porque pueden ocurrir cosas horribles”. Espera que al final se convierta en una herramienta, aunque ella en principio jamás la usaría, “pero al final lo mejor es unirse al enemigo”, lo que no evita seguir pensando que detrás de una obra debe existir siempre “una mente pensante, una sensibilidad porque una máquina sólo hará lo que se le ordene”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies